Últimas noticias

Información que construye
30
Abr

La importancia de la Educación financiera en niños y jóvenes

Fomentar la educación financiera entre niños y jóvenes les permitirá tomar conciencia sobre el valor del dinero, cómo administrarlo en un contexto de valores desde ahora y sobre todo permitirles maximizar el uso de sus ingresos cuando sean personas productivas de nuestra sociedad.

Muchos padres hacen grandes sacrificios para darles a sus hijos lo mejor, fallan a la hora de brindarles una sólida educación financiera, algo que puede perjudicar sus posibilidades futuras en la vida real.

Para los expertos, educar a los niños en materia de finanzas les ayudará a preservar y aumentar sus ahorros en las siguientes etapas de su vida. Asimismo, manifestaron la importancia de dotar a los más pequeños de la casa con herramientas para que aprendan a ahorrar, fijar metas, administrar e incrementar su dinero.

Lo anterior creará hábitos y les facilitará la toma de decisiones futuras en relación a su patrimonio, cuando se conviertan en adultos y así poder transmitir a las siguientes generaciones este conocimiento.

En la escuela nos enseñaron a desarrollar conocimientos, aptitudes y habilidades como analizar y comprender los objetos de aprendizaje de un plan de estudios para aplicarlos en nuestra vida cotidiana, y así incrementar nuestro nivel de competencia para avanzar en grados escolares obteniendo los títulos correspondientes.

Sin duda, las competencias generadas durante la vida escolar tienen una relación directa con el nivel de ingresos que una persona pueda obtener en el campo laboral o de los negocios, pero el punto radica en saber cómo aprovechar los ingresos generados para maximizar su impacto en favor de uno mismo y de los que lo rodean.

Es debido a esta carencia de educación financiera desde edades tempranas que en la actualidad podemos encontrar a algunas personas con títulos de educación superior y posgrado que cuentan con las competencias necesarias para realizar actividades complejas y de alto impacto, pero que no usan correctamente o no aprovechan al máximo los productos y servicios financieros, o cuyo ingreso no alcanza para cubrir sus gastos a pesar de contar con ingresos altamente remunerados.

Pero vayamos un paso a la vez, al hablar de Educación Financiera no nos referimos al hecho de aprender números y términos complicados, mucho menos si queremos acercar a nuestros pequeños a este tipo de aprendizaje.

¿Cómo acerco a mi hijo a la Educación Financiera?

Es más sencillo de lo que crees.

Enséñale algunos de los conceptos básicos

  • Ingreso: es la entrada de dinero que tiene una persona, familia o empresa.
  • Gasto: es el destino del dinero con el fin de obtener algún bien o servicio.
  • Ahorro: es una parte fija del ingreso que se guarda para lograr las metas.

Comienza por poner el ejemplo

Cuando quieras comprar algo, platícaselo a tu hijo, cuéntale cuál es el precio de lo que deseas adquirir y el tiempo que te tomó reunir el dinero. Así no sólo valorará el dinero, también, todo lo que se compre con él.

Fijar objetivos

Ayúdalo a establecer metas de ahorro a corto y mediano plazo. Analicen el tiempo que les llevará para alcanzar cada una. Apóyalo y dale un estímulo, por ejemplo: por cada 50 pesos que ahorre, tú aportas otros 50.

Muéstrale cómo llevar un registro de ingresos y gastos

Cada vez que guarde o saque dinero de su alcancía, pídele que registre en una libreta el movimiento realizado junto con la fecha. De esta manera sabrá con exactitud de cuánto dispone para cumplir sus propósitos.

Oriéntalo en sus decisiones

Respetar las decisiones de tu hijo, le hará saber que es importante, al igual que el resto de los miembros de la familia. Sin embargo, es necesario que lo orientes en cuanto a sus compras. Explícale que antes de adquirir algo, debe considerar aspectos como: la calidad, duración, si requiere mantenimiento, etc.

Compras planeadas

La visita al supermercado puede ser una excelente oportunidad para mostrarle cómo se realiza un presupuesto. Hagan uno juntos y al ir de compras, pídele asegurarse que todos los artículos de la lista, estén en el carrito, y que no se haya sobrepasado la cantidad destinada a este gasto. Si no excedieron el límite, incluso podrían comprarse algún antojo.

Hazle saber que al comprar por impulso, te excedes en tu presupuesto y no adquieres lo indispensable para cubrir las necesidades básicas de casa. Esta es la diferencia entre gustos y necesidades.

Otros ahorros

Déjale claro a tu pequeño que ahorrar no sólo se trata de dinero, también existe el ahorro de recursos como agua, gas y electricidad. Si hace un uso eficiente de ellos, generará un ahorro económico.

 

Si te interesa aprender o ayudar a tus hijos como manejar sus finanzas, en @somosqiu tenemos cursos especializados para niños o padres, envía un correo con tus datos a hola@somosqiu.com y te haremos llegar toda la información.

#FelizDíaDelNiño

Deja una Respuesta